¡Hola! Me llamo Victoria Fuello y soy la persona que está detrás de la marca-taller Libélula Lila. Desde el boceto de la pieza hasta su finalización.

Me formé primero como ceramista, durante cinco años entre la Escuela de Triana y la Escuela della Robbia de Gelves.Desde el primer momento me interesé por la joyería, y a día de hoy gran parte de mi tiempo lo dedico a seguir investigando técnicas, materiales y diseños de forma autodidacta casi siempre.

Con el paso del tiempo, y en parte por huir de las fornituras industriales y hacer mis propios enganches y cierres, empecé a usar cada vez más el metal y actualmente trabajo con ambos materiales, metal y cerámica, jugando a menudo a mezclarlos de forma poco usuales. 

Realmente lo que me encanta es trabajar con fuego, ya sea con horno cerámico o con soplete. 

Mi idea es crear piezas ajenas a modas, originales y siempre hechas a mano, intentando que no haya ningún componente industrial o que sea mínimo y partiendo de materiales nobles, el barro (la cerámica) y el metal (plata, cobre o latón). Me encantaría que mis piezas transmitieran al menos una parte de la felicidad que me produce a mí elaborarlas, porque es la pasión de mi vida.

Gracias por visitar mi web

Victoria